sábado, 29 de noviembre de 2008

Con ganas de perderme


Me siento con ganas de no saber quien soy
De caminar drogada sin rumbo conocido
Disiparme en la turbulencia del viento

Me siento con ganas de buscar descalza
Las injusticias que trascurren por las noches
De habitar una vecindad oscura
Y someterme a la humedad de sus paredes cuarteadas

Internarme en una vorágine sin retorno
Que me asfixie lentamente

Me siento con ganas de estar tan muerta
De ser inercia en una región desnuda
De ser polvo que se bifurca con la niebla
Un muñeco testigo de las sombras
Sin voz para estar gritando
Publicar un comentario