martes, 13 de enero de 2009

Pájaro errante


Me asomé dentro de ti…
Llovía cenizas negras
Sobre un paraje despoblado

Recorrí tus cuartos agrietados
Me estacioné en un balcón enmohecido
A fuera
Eras un paisaje pintado a mano
Desierto

Dunas blancas y sin viento

Mis ojos lamentaron
La estática de tu ser
Espejismos de otros tiempos
Sin piedras mojadas

Derrumbé tu arquitectura
Y recogí los escombros con mi piel

Días y noches enteros
Moldeé una figura de bronce

Esculpí un pájaro errante
Con alas de hierro
Y el fuego en los ojos

Surgiste con la fuerza
De un pleroma recién nacido

Te erguiste

Sacudiste con el peso de tus alas
El polvo de cien años

Y volaste muy alto
Volaste tan lejos de mí.
Publicar un comentario