miércoles, 15 de septiembre de 2010

Noches de lluvia (O lo que ignora Alzheimer)



A veces evoco…

Nombres que pronuncia
los hilachos de la memoria
con la boca cerrada por el miedo.

Nombres de gente; lugares
que brotan espontáneos
por entre la línea de mis párpados.

Cuando la lluvia empapa mi cabeza
se me escurren por la coladera
abrazos efímeros
recuerdos extraños
que alguna vez fueron míos.

Y acucian las lágrimas a los ojos
en noches lluviosas como esta
entre paredes cuarteadas de insomnios
el alma llena de pereza
de frío
de ausencia
hasta de mí misma…
Publicar un comentario