miércoles, 15 de diciembre de 2010

A Adriana Gracia la inspira Mario González Suárez

Con 'Vidas baldías' gana el Premio Nacional Valladolid a las Letras
Héctor Guardado
07-12-2010


MAZATLÁN._ Julieta es una mujer que en vida padeció esquizofrenia, descubre que murió, y desde esta perspectiva, con la conciencia que le da su condición, consigue llegar a su destino final. Esa es la historia que narra Vidas baldías, de Adriana Gracia, con la que ganó el Premio Valladolid a las Letras.

La escritora, nacida en el Distrito Federal y egresada de la Escuela de Escritores de la Sogem, reveló que es admiradora del escritor Mario González Suárez, su maestro. Asiste al taller literario que éste ofrece en la Ciudad de México.

"Aspiro a escribir como Mario González Suárez. De sus libros, mi favorito es De la infancia, ese texto influenció mi novela Vidas baldías, con la que gané el premio. De esa novela admiro sobre todo su manejo del tiempo onírico-fantasmal, tiene un lenguaje muy depurado, su prosa es exquisita, tiene la palabra exacta para la emoción correspondiente y para la acción especifica que está contando", reveló.

"Esa capacidad provoca en el escritor una alegría muy grande, esa es mi principal aspiración, escribo para mí, para contar historias, no lo hago para complacer a los lectores".

-¿El ambiente depresivo e inquietante de las novelas de Mario González Suárez te atrae?

"Sí, porque es una forma muy sana de sacar los demonios, con estas novelas se despiertan conciencias, cada vez hay más gente que descubre sus fantasmas y eso ayuda a conocer la condición humana, para eso sirve la literatura", dijo.

"Este premio me confirma que estoy en el lugar correcto, que estoy haciendo lo que quiero. Para quedarme en la literatura tuve que dejar el confort de un negocio establecido, pero vale la pena, porque la literatura es una aventura, una pasión un destino, en el intento descubres el mundo".
Publicar un comentario